Estar motivado no es un asunto de gritar y sentir mucha energía; hay que ir más profundo en tu mente, para que no sea un simple día de euforia

parejas18-300x256Hace unos años, mi hermano y su esposa se compraron un par de violines. Estaban dispuestos a aprender a tocar juntos. La primera semana todo fue de lujo, fueron a sus clases e hicieron sus prácticas en casa; la segunda, faltaron a una clase y las prácticas caseras no fueron del todo completadas. Al terminar el mes, ya no estaban yendo a clases de violín.

Seguramente te suena familiar la historia. A menudo, queremos hacer tantas cosas que terminamos por no hacer nada. Queremos comernos el mundo en una sola mordida y, al darnos cuenta de que no podemos engullir el mundo en un bocado, abandonamos el proyecto que tanto nos había entusiasmado, para seguir fantaseando con el “algún día lo haré”.

Pero si tú estás decidido a no tirar la toalla, aquí te proporcionamos cuatro acciones que te ayudarán a generar la motivación necesaria para que sí logres tus sueños.

 

Primera acción: conócete a ti mismo

Josefina tuvo que dejar sus estudios para trabajar y ayudar económicamente a su familia. Pasados algunos años, cuando Josefina tenía ya algo más de edad, decidió terminar la preparatoria. Para ello, se informó y supo que podía obtener su certificado mediante un examen único. Así pues, compró su guía y se dispuso a estudiar para pasar el examen, el cual sería en tres meses. Sin embargo, transcurrieron cinco años y ella sólo tomó la guía una vez. Ante esto, decidió inscribirse en un curso de regularización, al cual asistió durante cuatro meses, dos horas por día. Por suerte, esta decisión la condujo a algo muy importante: se dio cuenta de que se desempeñaba mejor trabajando en grupo que sola. Este conocimiento sobre sí misma le resultó muy importante, no sólo para obtener su certificado de preparatoria, sino como condición previa de cualquier proyecto que deseara emprender.

La anécdota de Josefina nos muestra la importancia del autoconocimiento. Tú necesitas saber cómo funcionas mejor, de qué forma logras realizar con mayor eficacia lo que has proyectado. Por ejemplo, quizá deseas hacer ejercicio, pero estando solo no lo haces, no te animas. O tal vez quieres meditar, pero estando en grupo no te sientes a gusto, no te concentras. Entonces, es preciso que conozcas cómo eres, cómo respondes en diferentes circunstancias. A partir de ese autoconocimiento, es deseable que te aceptes tal como eres y busques hacer las cosas justamente de la forma en que tú sabes que te desempeñas mejor. El conocimiento de ti mismo te permitirá elegir la manera más conveniente para realizar tus planes, tus sueños.

 

Acción segunda: mide tu alcance

cumple-propositos1-300x231Es posible afirmar que tú eres capaz de lograr todo lo que te propongas, a condición de que conozcas perfectamente las áreas que no tienes cubiertas en el momento de acometer tu proyecto. Jorge emprendió un nuevo negocio; tenía el dinero y su socio —al parecer— conocía el mercado, donde suponían que iban a tener un gran éxito. A la vez, Jorge tenía otra empresa, en la cual le iba muy bien. Sin embargo, con respecto a su nuevo proyecto, no tenía la menor idea del mercado al que estaba entrando. En pocos meses quebróese nuevo negocio. Jorge no midió el alcance de sus habilidades y, por tanto, fue incapaz de ver que necesitaba mayor conocimiento sobre el tipo de mercado en que se ubicaba su nueva empresa, antes de entrar a él.

Una vez que conoces y ponderas tus fortalezas y debilidades, tienes la oportunidad de prevenir ciertos acontecimientos. Puedes asignar personas competentes para cubrir esas áreas, tomar asesorías que te capaciten o hacer lo que sea pertinente.

 

Tu mente inconsciente: acción tercera

Todo estaba listo para que Raúl conquistara a Priscilla; de hecho, ella estaba ya seducida por él. Lo cierto es que nunca fueron realmente novios; él no dio el paso decisivo, por una pequeña razón: no se la creía. Hay ocasiones en que tenemos la mesa puesta, pero algo dentro de nosotros nos impide llevar a cabo la acción. Ese algo se arraiga precisamente en nuestra mente inconsciente. Son creencias que llevamos guardadas profundamente, desde que éramos pequeños.

La hipnosis es la herramienta perfecta para llegar hasta nuestra mente inconsciente. Mediante el uso constante de audios como Construyendo un futuro increíble, logras develar esas creencias, transformarlas, hacer los cambios necesarios y dejar sembradas nuevas ideas, las cuales te ayudarán a mantener tu motivación al máximo.

 

shutterstock_100605346-300x225Acción cuarta: hazte responsable

 

Si te sientes en el hoyo, lo primero que debes saber para salir es que nadie te va a sacar de ese hoyo, tendrás que hacerlo tú mismo y nadie más. Esto no significa que no puedas recibir ayuda, ni que debas hacerlo todo tú solo, no. Significa que necesitas tener la iniciativa y, sobre todo, la responsabilidad de velar por ti.

De este modo, cuando te sientas más vulnerable, recordarás que depende de ti tomar la mano de la gente que te la extienda; y si no hay manos que tomar de momento, entonces crearás tu propio camino. Si quieres llegar a la cima de una montaña, no dejes de caminar y ascender. No importa qué cosas te encuentres, continúa y llegarás. La cima de esa montaña eres tú mismo.