Aprender a amarte a ti mismo es más fácil de lo que piensas; la constancia te llevará a ese lugar fascinante que anhelas

parejas3-300x212 

Su novia lo dejó un mes antes del día fijado para su boda. Él quedó devastado y sin deseos de vivir.

Las tres siguientes semanas las pasó encerrado en su departamento. Había proyectado todo su futuro para vivir al lado de la mujer amada; sin embargo, ella no estaba más. De esta forma transcurrieron tres meses. Un día, se despertó; observó cómo había estado viviendo. Se vio ante una disyuntiva: seguir existiendo de tan terrible manera o morir. Y aunque una parte de él deseaba morir, otra le instaba a no rendirse sin más. Por un momento, su mente se iluminó y emergió una pregunta clave: ¿Quién puede amar a alguien que no se ama a sí mismo?

Antes de que ese día finalizara, él decidió comenzar a amarse a sí mismo. Quince años después, se convirtió en un próspero hombre de negocios. No sólo logró amarse a sí mismo, sino que se enfocó en ayudar a otras personas a formarse como grandes empresarios. Es fundador de una de las incubadoras de empresas con más casos de éxito en México.

El caso relatado anteriormente demuestra cómo la imagen que tienes de ti mismo es determinante para lograr tu éxito; para triunfar por sobre los errores o fracasos. Dicho éxito no abarca únicamente el área profesional, sino toda tu vida: las relaciones de pareja, estudios, deportes, diversiones, vínculos familiares, etc. Ahora bien, pensar en amarte a ti mismo quizá puede sonar abrumador: ¿Cuánto trabajo debo hacer para darme más amor a mí mismo? Enseguida te vamos a explicar los tres pilares de la relación que tienes contigo mismo, cuya solidez te ayudará a amarte cada día más y, por ende, a tener una mayor seguridad y autoestima.

 

Tu cuerpo, el pilar primero

 

balance1-300x201¿Cómo cuidas tu cuerpo? Una muestra clara del amor que sientes por tu cuerpo está directamente relacionada con el trato que le das. Reflexiona si comes cosas saludables o prefieres darle gusto a tus deseos, aunque se tapen tus arterias. Todo lo que entra a tu cuerpo; todo aquello que le envías a su sangre, sus pulmones, su estómago o sus neuronas, puede ofrecerte una imagen clara de cuánto te amas a través de ese pilar primero que es tu cuerpo. El alcohol, las drogas, el cigarro, el ejercicio excesivo, las desveladas, el no comer o comer en demasía, etc., son a menudo responsables del deterioro corporal. Presta atención a esto; dale a tu cuerpo alimentos que lo nutran y actividades que lo mantengan saludable; tu cuerpo sabrá evidenciar su salud y belleza; de hecho, la belleza física es, en buena medida, el agradecimiento que tu cuerpo te muestra por las buenas cosas que le otorgas; aquellas que, además, te permiten sentir cuánto te amas realmente.

 

Tus acciones y comportamientos, el segundo pilar

 

Cotidianamente, durante todo el día, al desarrollar tus actividades, vas dejando una estela que indica el nivel de amor propio que tienes. Por ejemplo, imaginemos que estás en clase y tienes ganas de ir al baño; no lo haces, para no interrumpir al profesor; prefieres sufrir internamente, a quedar mal con la audiencia. ¿Qué harías si te amaras a ti mismo? ¿Te permitirías experimentar momentos desagradables, sin ninguna necesidad?

Pero esto va a niveles más profundos. Cuando estás en una relación tormentosa, ¿Por qué te permites esa zozobra, ese desgaste? ¿Por qué dejas que te peguen, te ofendan, te celen ofensivamente, te sean infieles? El mensaje es muy claro: si te amas a ti mismo, sólo permitirás que se acerquen a ti personas capaces de amarte, de responder a tu amor con amor; a las otras, las harás a un lado.

Cuando adviertas que te estás involucrando en una emoción desagradable, reflexiona; haz un recuento de las acciones y comportamientos que te llevaron hasta esa negativa emoción; y luego pregúntate: ¿con este comportamiento me demuestro el amor y respeto que siento por mí?

 

Tu mente, el pilar esencial

 

Atender los dos pilares anteriores hará que vayas incrementando tu amor propio; no obstante, tu mente es el pilar fundamental. Puede darse el caso de que constantemente tengas parejas que te tratan mal, te humillan, y hasta ahora no comprendes por qué. Podría sershutterstock_71910829-300x253 que en lo más profundo de tu mente creas que no eres suficiente; entonces, tu inconsciente te conducirá hacia el tipo de personas que no sabrán apreciarte y te tratarán mal. Esta acción producida por el inconsciente despliega en el individuo la creencia de ineptitud, “no soy suficiente”. Incluso, de llegar a tu vida alguien capaz de valorarte, terminaría dejándote, por tu rol de víctima; o tú especularías sobre sus “oscuras intenciones” y te convencerías de que su buen trato es falso.

No es fácil ser consciente de este tipo de creencias, pues yacen en lo profundo de nuestra mente. La hipnosis es una de las mejores herramientas para crear un puente entre la mente consciente y la mente inconsciente. Con el uso constante de la hipnosis, comienzas a lograr cambios fascinantes en tu manera de pensar, lo cual cambia tu manera de actuar y comportarte.

La manera más eficaz de darle constancia a la hipnosis, es con el uso de audios. Los audios cómo “Autoconfianza” y “Autoestima y amor para ti” tienen muchas ventajas. Puedes oírlos en la seguridad y comodidad de tu casa. Han sido diseñados con las técnicas más avanzadas de hipnosis y cuentan con sugestiones profundas y poderosas, que logran cambiar tus creencias.

En cualquier área o actividad en que quieras volverte experto, necesitas practicar. De igual manera, el uso de la hipnosis tiene que ser constante, para que tenga resultados más duraderos.